jueves, 6 de abril de 2017

Poema de la Mujer Salvaje

   La Salvaje


Soy la oscura y la indomable
la manzana que vive en tus pupilas
y que lleva una serpiente dentro
soy la revelación y la palabra que nunca fue dicha
soy la dicha azul del grito de las amazonas
soy la sabiduría de la sangre de Astarté
soy una y soy incontable
soy los senos erguidos que hacen cambiar el curso de las aguas
soy los siete cielos, en el séptimo descansé y ascendí a mis infiernos
Y mis lágrimas hicieron la luz en ellos
y mi risa pobló la tierra
y de mi cuerpo crecieron gritos en flor, el arma de todas las primaveras
y de mí creció la vid y el vino
el oro del Rhin, los frutos de la tierra
Yo soy la salvaje, concebida en el fuego de Beltane
la noche en que los dioses de piedra empezaron a resquebrajarse
Yo soy la que baila en las hogueras

para que puedas contemplar tu propio resplandor



Poema: Brunhilde Román Ibáñez
Imagen: Julia C. Gray


8 comentarios:

  1. OṀ TĀRE TUTTĀRE TURE SVAHĀ

    ResponderEliminar
  2. Wow, Bruni! Tenia esta pagina en mis preferidos y hoy los estaba organizando y me doy cuenta que eres tu :-) Que bien, me encanta el poema y me encanta que ya te habia encontrado por aqui antes de encontrarte en vivo ;-) Stefania, del retiro de Creta. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Stefi querida! Gracias. Qué alegria leerte y sentirte. Sííí, nos seguimos reencontrando :-) Espero que haya más ocasiones de danzar juntas, y cuéntame de ti ¿te quedas en Italia? ¿vas a viajar?

      Te abrazo fuerte en el alma.

      Eliminar
  3. Es magico! Como el circulo, como la vida :-) Ahora estoy en Italia, estoy esperando informaciones sobre el permiso de conducir (que tengo que rehacer) y luego la idea es viajar a lugares donde puedos aprender bailes nuevos, sobre todo devocionales o misticos. Tu que has viajado tanto tienes algunas sugerencias? Un gran beso. xxxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer-Magia, qué bueno, me alegra que sigas el movimiento de tu alma. Suerte con el permiso de conducir. Yo estuve con Cristina en Turquía, aunque fue un viaje accidentado y no conseguimos ver nada de giro sufí (y menos hacer), pero creo que Lalita aprendió giro allí, le puedes preguntar. La verdad es que hay tantos lugares bellos y tanta expresión a través de la danza. El Candomblé en Brasil también es muy impactante y en Camerún, cuando estuve en Yaounde o Duala, me hablaron de ceremonias parecidas, pero yo no las viví. En el Chad, en las zonas rurales, una vez participamos en una danza en la que se daban saltos subiendo mucho las rodillas y también es como una especie de trance, eso sí, exige mucha resistencia física. A mí me gustan mucho las danzas polinesias, si tus viajes te llevan por allá me tendrás que enseñar alguna :-) En Java sé que también hay bellas danzas devocionales así que tienes para elegir. En estos casos, ve al lugar donde tu alma sienta la llamada, y allí estará tu danza, ya sea Pakistán o Antananarivo. Y cuéntanos. Besos enormes. Muuaa

      Eliminar